Un recurso de empleo y planificación de carrera para personas ciegas o deficientes visuales

Conozaca a Chris

Chris lanzó su compañía hace 26 años y nunca ha mirado atrás. Descubra las claves del éxito de Chris como propietario de un negocio.


Haga Click acquí para visitar el sitio web de Frontier Computing

 

Transcripción


Narrador: Bienvenido a Historias de éxito, traído a usted por Proyecto Aspiro, producido por la Unión Mundial de Ciegos y el CNIB y financiado por la Fundación Ontario Trillium.

En este vídeo podrá conocer a Chris Chamberlin co-fundador y presidente de Frontier Computing. Este vídeo incluye un montaje de clips que muestran Chris hablando con colegas,utilizando una máquina Perkins y hablando por teléfono.

También se muestran una serie de dispositivos de tecnología adaptada, incluyendo lupas portátiles,  de escritorio y pantallas Braille.

<Música>

Chris: Mi nombre es Chris Chamberlin, y yo soy el presidente y propietario de la empresa Frontier Computing. Estoy completamente ciego. Nací con visión parcial, pero, debido al glaucoma congénito, perdí completamente la vista a la edad de siete años y soy ciego desde entonces.Al principio de mi carrera, he ocupado varios puestos de trabajo. Trabajé en la Biblioteca CNIB durante unos años, entonces yo trabajaba para la Policía Provincial de Ontario, en el ámbito de la supervisión técnica de cinco años y medio.

Si usted está pensando llevar a cabo proyectos empresariales, por supuesto que es muy, muy importante reunir un poco de experiencia, tanta experiencia como sea posible antes de hacerlo.

Yo ya había trabajado durante casi 10 años para otras personas y realmente sentí que quería trabajar para mí mismo y controlar mis propias acciones. Me di cuenta de que había una gran variedad de tecnologías disponibles de otras partes de los EU y Europa y pensé que traerlas  a los canadienses sería de gran valor para la población ciega en general. Y fue entonces cuando decidí que era hora de actuar por mi cuenta y formar Frontier Computing.

Al principio utilizamos algunos de mis ahorros como capital inicial. De hecho, empezamos la empresa con la inversión de unos 3.500 dólares, y acordamos que no percibiríamos ganancia alguna de la empresa durante los primeros seis a ocho meses. Así hicimos nuestro camino, Yo y otros dos empleados, y comenzamos a crecer más rápidamente en la década de 1980 y mediados y finales de la década de 1990.

Necesitábamos a alguien vidente que condujera para nosotros, ya que teníamos que salir a visitar a nuestros clientes y no era fácil en transporte público.

Mi filosofía es que poseo ciertas fortalezas pero es importante estar al tanto de mis debilidades. Creo que eso puede forjar el  éxito, identificar sus puntos fuertes, pero recordar también que usted tiene debilidades y que necesita el apoyo de otros.

La mejor parte de este trabajo, en general,  es el sentido del el día a día, es decir, que somos una compañía de tecnología adaptada que hace una diferencia en las vidas de los canadienses ciegos. No hay nada más gratificante que hacer una demostración de un producto a alguien y que sea  la solución perfecta para ellos. ¡Su reacción no tiene precio!